Falcotitlan®

Falcotitlan : TENDENCIA

Hugo Alberto Falcón Páez 



La tendencia es abolir la política tradicional. 



En un país complejo y entretejido entre tanta falsa expectativa, lo mejor es comportarse en un nivel educativo y cultural elevado. ¿Cómo? Usted deberá buscar la manera. Sin embargo, inherente al ser humano es la imitación y la burda solapación. Desde la forma de expresarse y estructurar un pensamiento, hasta la acción benéfica para el desarrollo de una población. Todos aquí sabemos el error, pero la mayoría para su conveniencia permite las fallas. Y dejar de lado las soluciones. La ética y la moral la excluyen de la política, por eso digo. No es lo mismo la política, que los políticos. Una materia desolada, encarnada en el presente con los principios más desalmados que usted pueda imaginar. 


Conocer en la política es hoy en día la charlatanería, el cohecho, el fraude, el hurto, el crimen y el delito. Evadiendo los autores de éstas, a la ley, la Constitución y lo correcto. En la obscuridad yace Platón. Quien contribuyó al mundo con la Ciencia del Gobierno que nace en el siglo IV a. de C. Y su obra “La República”, en el 377 a. de C. Su discípulo Aristóteles instruyó con la filosofía de los asuntos humanos, lo cual es directamente proporcional a las cosas referentes a la polis (denominada a las ciudades-estado independientes de la antigua Grecia). Pasando por su tratado “Política”, entre el 330 y 323 a. de C. 


Pero, seguimos viviendo una era obscura en cada rincón del mundo y en México parece estar el agujero más grande. Centralizando aún a los ricos con cualquier estandarte de gobierno e individuos locuaces, con la máscara de un partido y el disfraz de los estatutos. Muchos politólogos son mediocres alumnos de Maquiavelo, él, quien de forma empírica directa observó el comportamiento de los actores e instituciones políticas, sesgadas por la Iglesia y los grupos con arcas repletas de oro. 


Esto es la política tradicional. Tal analogía pertenece a lo que me referiré, como los medios de comunicación masivos arcaicos y la era de la comunicación digital, moderna, que evoluciona hacia la inteligencia artificial. Las megatendencias, de acuerdo a Alvin Toffler, era mantener un planeta amigable con cada especie, y cada invento del hombre y la mujer. Concientización social, usando la antropología aplicada, la metafísica y la filosofía, así podíamos proyectar un futuro sólido para las futuras generaciones. De ahí partió la gobernanza, con todas sus concepciones como la gobernanza corporativa, gobernanza global, gobernanza de la informática y decenas de acepciones más. Por ello, como emprendedor social he efectuado trabajos con la sustentabilidad, una herramienta encaminada para las niñas y niños de escasos recursos y activar la educación ambiental, ecológica, artística y social. De la mano con el periodismo sustentable, como suelo llamarle. 


Comparto una síntesis del Bushido, literalmente traducido como “El Camino del Guerrero”, que se desplegó en Japón entre las eras Heian y Tokugawa, siglo IX-XII. Un modo de vida y un código para el samurai, una clase de guerreros similar a los caballeros medievales de Europa. Influenciado por el Zen y el Confucionismo, dos diferentes escuelas de pensamiento de esos periodos. El Bushido pone el énfasis en Lealtad, auto-sacrificio, justicia, sentido de la vergüenza, modales refinados, pureza, modestia, frugalidad, espíritu marcial, honor y afecto. 


Si los agentes de la política siguieran de manera personal este código, hablaríamos del beneficio, leeríamos del desarrollo y veríamos una comunidad fraternizada y benevolente. Estos son los siete principios que rigen el código de Bushido, la guía moral de la mayoría de samurai de Rokugan. Ser fiel a él y tu honor crecerá. Quiébralo, y tu nombre será denostado por las generaciones venideras. 1. GI–Honradez y Justicia, 2. YU–Valor Heroico, 3. JIN–Compasión, 4. REI–Cortesía, 5. MEYO–Honor, 6. MAKOTO–Sinceridad Absoluta, 7. CHUGO–Deber y Lealtad.

No hay comentarios.:

POWERED Falcoatl MULTIMEDIOS®. Con tecnología de Blogger.